Si hay un formato que se repite constantemente en el mundo del póker debido a su tremendo éxito y al número de jugadores que puede acoger, ese es el torneo. Durante muchos años, todo aquel que quería jugar al póker tenía que hacerlo en una mesa cash o apostaba dinero directamente en cada mano.

Sin embargo, el concepto de los torneos ha cambiado la manera de ver el póker. Uno de los motivos de su éxito es que permite jugar durante mucho tiempo por un coste proporcionalmente bajo, teniendo en cuenta que también permite ganar grandes premios. Por eso, la competición en MTT, los torneos multimesa, han gozado de tanto éxito desde que se han asentado y a día de hoy ya ocupan la primera posición en la lista de tipos de juego más concurridos en las mesas de póker.

Y es que los torneos multimesa ofrecen una ventaja fundamental, y es el tiempo de juego. Los torneos pueden llegar a durar varias horas, y el coste de la entrada es realmente pequeño en comparación con las anteriores partidas de cash, donde el tiempo estaba muy limitado. Pero es que además no solo estamos hablando de disfrutar jugando al póker, sino que se puede ganar una tremenda cantidad de premios, lo que hace que el coste de la entrada esté más que amortizado.

Consejos para principiantes acerca de los torneos multimesa

Los más inexpertos suelen dejarse caer por los torneos multimesa como en una burbuja. Y es que seguramente todo el mundo le habrá hablado super bien de este tipo de competiciones y de todo lo que puede ganar si la suerte le sonríe. Pero esta burbuja en la que muchos jugadores se encuentran suele explotar pronto si no se tienen en cuenta una serie de aspectos acerca de estas partidas.

Para empezar, es importante hacerse a la idea de que la partida puede alargarse más de lo previsto. Aquí sabes cuándo entras, pero no cuándo sales. Por eso es imprescindible que no tengas compromisos inmediatos esa misma tarde. Imagínate que después de varias horas, llegáis a la mesa final, que es donde se reparten los premios, y resulta que te tienes que ir, dejando la partida a medias y renunciando a cualquier premio. ¡Que eso no pase!

Otro aspecto importante: espérate al final para fardar ante tus rivales. En la mesa final se pueden ganar muchas fichas y algunos jugadores esperarán tirando sus cartas para entrar en los premios. A estos puedes robarles las ciegas para hacerte con sus fichas y colocarte en una mejor posición para hacerte con los suculentos premios que se reparten al final.

Y es que, aunque no de manera exclusiva pero sí muy constante, las tres posiciones suelen acoger los mejores premios. Estas posiciones de podio son muy apetitosas. Se estima que quedar una vez en una de estas tres primeras posiciones es mejor que quedar diez veces en lo más bajo de la tabla en cuanto a ganancias. Para escalar hasta las primeras posiciones deberías disponer de un stack considerable y llegar a la burbuja con el colchón necesario para jugar agresivo.

Tipos de torneos MTT más frecuentes

Aunque depende del organizador, a día de hoy son siete las modalidades de torneos multimesa que gozan de más popularidad entre los jugadores: clásico, shootout, satélite, knockout, heads-up, freerolls y por equipos. Veamos cada tipología de torneo MTT en unos pocos rasgos.

Los torneos MTT clásicos son los más habituales, en los que se suelen repartir premios de distinta índole entre el 15% de los jugadores que mejor se clasifiquen. Como rige la lógica, los premios más suculentos son para los que quedan por encima en la tabla, mientras que los que se sitúan por debajo son premiados con recompensas de menor calibre.

Los torneos satélite son competiciones clasificatorias, en las que todos los jugadores que entran en premios se llevan una entrada para participar en un torneo más caro. Aquí no se hacen distinciones entre el que queda primero y el que queda último en el grupo de premiados: todos reciben el mismo pase, con idénticas características.

Los torneos shootout son torneos que exigen al jugador vencer en su mesa para poder pasar al siguiente nivel. Son una especie de competición eliminatoria en la que cada jugador depende de sus habilidades para salir airoso.

En los knock-out, el jugador dispone de una parte del buy-in como bounty. La premisa es clara: elimina a un jugador para llevarte su bounty para escalar posiciones.

Por lo que respecta a los freerolls, este tipo de torneos gratuitos destacan por su accesibilidad, aunque no están disponibles en todas las organizaciones. De hecho, solo algunas mesas están dispuestas a estipular sus propios premios en modalidades gratuitas, que pueden cambiar de nombre en función de las preferencias de cada firma.

Ya solo nos queda hablar de los mano a mano (heads-up), una clase de torneos 1 vs 1 en los que el objetivo es eliminar al rival hasta llegar a la final, y el torneo por equipos, en los que cada jugador se desenvuelve tanto en solitario como en equipo. Esto tiene ciertas ventajas. Por ejemplo, puedes quedar eliminado fuera de la zona de premios, pero cobrar igualmente por haber estado tu equipo en una posición de recompensa, de modo que los jugadores que se han quedado fuera pueden percibir las mismas recompensas que el resto de sus compañeros por el hecho de formar parte del mismo equipo.