La modalidad americana del póker por excelencia, Texas Holdem, no para de sumar adeptos. Es considerada la variedad de póker más conocida y practicada por los amantes de este juego de naipes.

Empujada al éxito de la mano de magnates estadounidenses, el póker Texas Holdem continúa ascendiendo por su escala de popularidad de la mano de las nuevas tecnologías. El póker online ha llevado, tanto a esta como a otras modalidades, a cualquier rincón del mundo. Miles de aficionados disfrutan de excitantes partidas con apenas unos conocimientos básicos sobre cómo se juega a esta variante del póker.

Lo cierto es que, parte del éxito de la modalidad Texas Holdem, se debe a la facilidad con la que se aprenden sus puntos clave, con los que puedes desenvolverte durante las partidas. Conocer cómo funciona la interacción entre los jugadores, tener un conocimiento básico de las probabilidades y saber cuándo apostar y cuándo retirarse es crucial.

Ahora bien, puedes servirte de una serie de trucos y consejos básicos, integrados en lo que podríamos considerar estrategias para jugar al póker Texas Holdem, para desenvolverte en el tapete verde como un verdadero profesional.

¿Quieres mejorar tu juego? Este artículo te interesa.

Ubícate en la mejor posición

Para comenzar a abordar las estrategias para Texas Holdem, hablamos de la denominada estrategia de posición, es decir, determinar el mejor lugar de la mesa. No podemos depositar toda nuestra confianza en haber escogido el mejor sitio, pero sí nos puede dar cierta ventaja.

Has de recordar que, el dealer, es siempre el jugador más fuerte, beneficiándose de la oportunidad de apostar en último lugar. Este último, es el que jugará con toda la información recogida hasta el momento, y de él depende, en buena medida, el curso del juego.

Sin embargo, la persona que se encuentra a la derecha del dealer, denominado “cutoff” puede incluso tener más poder que el dealer, ya que podría subir la apuesta y dejar a este último fuera de la mesa.

Por su parte, las personas que se encuentran en las primeras posiciones, parten con desventaja, ya que juegan su mano partiendo de muy poca información en comparación con la que dispondrán las otras posiciones.

Alterna tus estilos de juego

Los jugadores profesionales saben leer perfectamente el juego de sus rivales. Les bastan un par de manos para determinar si están ante jugadores loose-pasivos, tight-pasivos o sus homónimos agresivos.

Detectar cómo es tu juego da ventaja a tus rivales, pues les permite adelantarse a tus manos y saber, casi con total seguridad, cuál será tu próximo movimiento. Por ello, te proponemos que juegues al despiste alternando tu estilo de juego.

Ante todo, independientemente del tipo de jugador que seas, en Texas Holdem es muy beneficioso mantener un ritmo de juego constante y seguro, minimizando riesgos y aprovechando las mejores oportunidades. Has de tener siempre el control sobre el juego, pero trata de variar tu forma de jugar, sobre todo, si sueles enfrentarte siempre a los mismos rivales.

Lanza un farol de vez en cuando y sigue evolucionando en tu tipo de juego.

Mesas pequeñas, ganancias constantes

Una mesa con muchos jugadores aumenta las probabilidades de ganar sustanciosos botes, pero, también, de sufrir grandes pérdidas.

Una de las estrategias para Texas Holdem poker para principiantes es que participes en mesas de pocos rivales o que intentes forzar el abandono de algunos de ellos. Ganar pequeños botes, pero de forma constante, es una gran victoria a largo plazo.

Elige cuidadosamente las manos que vas a jugar y mantén un juego contenido hasta que tengas una mano realmente buena. Es en ese momento donde cambiar tu tipo de juego, y practicar el agresivo. Puedes provocar el abandono de muchos oponentes.

Lanza faroles, pero con sentido común

Si piensas que un farol es aquel en el que hacemos un all-in con unas cartas malísimas con la intención de asustar a los rivales, estás cometiendo un gran error. De hecho, ese tipo de faroles suelen salir mal, sobre todo si lo conviertes en un hábito.

Los faroles en la modalidad Texas Holdem resultan una buena idea cuando, con las cuatro cartas sobre la mesa, podemos dar la impresión de tener una buena mano. Obviamente debemos descartar esta opción en el caso de que, el resto de los jugadores, también puedan tener una buena mano. Ha de ser algo factible. O al menos, parecerlo.

Para hacer un farol, es conveniente ser el último en hablar, de aquí la importancia de las posiciones que hemos comentado. De esta manera, evitamos que, los jugadores de los turnos posteriores, puedan tener jugada o que nos lancen un farol a nosotros.

Los All-in son excitantes, pero…

Al igual que los faroles, marcarse un All-in resulta una opción tan arriesgada como atractiva. Bien podemos ganar mucho dinero, como perderlo todo, por lo que no ha de ser una opción tomada a la ligera o fruto de un arrebato emocional.

A no ser que estés seguro de tener la mejor mano, descarta esta opción. Sin embargo, es interesante saber que, si durante todo el juego, te has mostrado como un jugador débil, lanzar un all-in puede resultar muy convincente al resto de los jugadores, que no esperarían una acción tan arriesgada de parte de alguien que ha demostrado ser incapaz de correr riesgos en las partidas previas.

Entiende cómo funcionan las apuestas de continuación

Una de las estrategias de Poker Texas Holdem más populares gira en torno a las denominadas apuestas de continuación.

Se trata de aquellas en las que un jugador sube la apuesta antes del flop. Este movimiento, informa al resto de los jugadores de que tiene una buena mano y quiere ver cómo responden los rivales. Un jugador que participa de esta apuesta, indica que está dispuesto a subirla lo que, en la mayoría de los casos, provoca el abandono del resto de rivales.

De aquí, podemos extraer que, esta estrategia de poker Texas Holdem tiene parte de farol, beneficiándote de una pequeña ventaja al doblar la apuesta antes del flop. Sin embargo, si muchos jugadores hacen lo mismo y aumentan la cifra, tu apuesta de continuación ha caído en saco roto.

Si existe la posibilidad de que, tus rivales, te acompañen al subir la apuesta antes del flop, descarta esta opción para otro momento.