A veces las partidas y los juegos de mesa se pueden alargar más tiempo de lo que esperamos. Hay partidas que duran menos de 5 minutos y otras que pueden durar incluso días. Eso es lo que ocurrió con la partida de póker más larga de la historia. Esta tuvo lugar en el año 2010, concretamente en el Hotel-Casino Bellagio (Las vegas), donde el jugador profesional de póker Phil Laak permaneció durante 5 días disputando una partida casi interminable.

Su historia ha quedado grabada para la prosperidad. De hecho, a día de hoy el jugador profesional ostenta el título de Récord Guinness por ser quien más cantidad de horas seguidas ha pasado jugando al póker. A continuación, te explicamos todo lo que tiene que ver con este hecho anecdótico en el mundo del póker.

¿Quién es Phil Laak?

Phil Courtney Laak (1972) es uno de los personajes más destacados en el mundo del póker. Y no solo por su fama al disputar la partida de póker más larga de la historia, también debido a sus premios, reconocimientos y trayectoria en este popular juego de cartas. El jugador profesional de origen irlandés nació en Dublín el 8 de septiembre de 1972, aunque se crio en la costa este de los Estados Unidos —ya que su familia se mudó a Wellesley cuando él tenía 4 años—. Laak se graduó en Ingeniería Mecánica en la Universidad de Massachusetts Amherst, aunque desde pequeño siempre tuvo claro que su pasión era el mundo del póker.

No fue hasta el año 2004 cuando destacó por primera vez. Su primera victoria en un torneo importante tuvo lugar en febrero de ese mismo año en el World Poker Tour Celebrity Invitational. Así mismo, Laak fue ganador de las NBC’s Poker After Dark donde recibió un total de 120.000 dólares. El jugador profesional de póker ha participado en numerosos torneos y eventos televisivos, incluso hizo un cameo para la película Knight Rider para la televisión estadounidense. Uno de sus méritos más destacados ha sido el de ostentar el título de campeón Six-Handed No-Limit Hold’em en las Word Series of Poker Europe 2010, donde obtuvo su primer brazalete de las WSOP.

En la actualidad, Phil Courtney Laak está casado con la actriz de la saga de El Muñeco Diabólico —y también jugadora profesional de póker— Jeniffer Tilly. Phil continúa desempeñando su profesión como jugador de póker de alto nivel y ejerciendo como comentarista.

¿Cómo se disputó la partida de póker más larga de la historia?

La historia de esta popular hazaña tuvo lugar en 2010 cuando el actual embajador de GGPoker, Phil Laak, se dirigió al Hotel-Casino Bellagio (Las vegas) para disputar lo que desde aquel día se considera la partida de póker más larga de la historia. Phil Coutney Laak, acompañado de Jennifer Tilly, comenzó su maratón de póker online en sesión individual un miércoles a las 12:00 horas en la sala de la World Series of Poker y finalizó el lunes de la semana siguiente a las 7:00 horas. En total trascurrieron un total de 115 horas seguidas jugando al póker —o lo que es lo mismo, casi 5 días—.

El evento fue presenciado en directo por más de 130.000 personas de 90 países que se encontraban en aquel momento conectados online a una de las cámaras que dejaron constancia de todo lo ocurrido en directo. Además, el jugador de póker, ataviado con sus gafas de sol y su clásica gorra, no quiso consumir cafeína o estimulantes en ningún momento. Una promesa que cumplió a lo largo de toda la partida.

La partida se desarrolló con total normalidad, aunque durante cada hora contó con pausas de 5 minutos para reponerse y a lo largo de la interminable sesión descansó tan solo 30 minutos. Aunque Unabomber, como también se conoce a Laak, se encontraba bien concluyó la partida indicando que no quería hacer más daño al cuerpo del necesario.

La otra partida de póker más larga de la historia

El caso de Larry Olmsted y de Paul Zimber

Si hay una partida de póker que también tuvo gran repercusión en todos los medios de comunicación fue la que disputó Larry Olmsted 6 años antes de que Phil Laak batiera su récord. Esta tuvo lugar en el casino Foxwood en 2004 y en total alcanzó una duración de 72 horas. Lo que equivale a un total de 3 días completos.

El caso del londinense Paul Zimber es también uno de los ejemplos de las partidas de póker más largas de la historia, aunque esta no está reconocida de manera oficial y solamente se habla de ella en los círculos privados de póker. Zimber disputó su partida un año antes que Larry Olmsted y alcanzó una duración de 78 horas y 45 minutos.

Lo cierto es que los récords por disputar las partidas de póker más largas de la historia están a la orden del día y cada vez hay más profesionales que intentan batir el récord del jugador Phil Laak.