El mundo del póker tiene una infinitud de conceptos y términos que, de primeras, pueden parecernos extraños y no entender absolutamente nada. Aunque, conforme nos vamos familiarizando con este juego de apuestas la dificultad se pierde e incluso los incorporamos en nuestro vocabulario de jugador experimentado. Todo consiste en un proceso de asimilación progresivo y de investigación al respecto.

En este artículo analizamos uno de los conceptos más importantes en el mundo del póker: El upswing. Este término resulta de vital importancia para calcular nuestras ganancias. Te lo explicamos.

Significado del upswing

El upswing es una palabra en inglés que significa “auge, alza o movimiento hacia arriba”. Efectivamente, el upswing en el póker tiene que ver con nuestras ganancias. Concretamente, cuando después de jugar muchas y muchas manos, comprobamos que estamos de racha. El upswing es un concepto que necesita de una fórmula matemática para poder analizar cuáles están siendo nuestras ganancias y si estamos de racha o si es momento de que cambiemos nuestra estrategia.

El upswing es medido, sobre todo, por los jugadores profesionales —aquellos que viven del póker y se dedican exclusivamente a ello—. Este se calcula en base a las ciegas grandes por cada 100 manos jugadas o, lo que es lo mismo, bb/100. Ahora bien, ¿Qué son las ciegas grandes?

Las ciegas en el póker

Las ciegas en el póker son un tipo de apuesta obligatoria en determinadas modalidades del juego, como es el Omaha Hold’em y el Texas Hold’em. Estas tienen que ver con la posición en la que jugamos —los dos jugadores inmediatamente a la izquierda del repartidor—. Así mismo, deben pagarse antes de repartir las cartas. Las ciegas pueden ser del mismo tamaño o una ciega grande y otra ciega pequeña. Estas cuentan como apuestas de cada jugador, por lo que no deben igualarlas o superarlas.

La ciega grande es la que paga el jugador en dos posiciones a la izquierda del repartidor, la pequeña la paga el que está justo a la izquierda del repartidor. En el caso de la ciega grande siempre es el doble de la pequeña y cuando estamos en dicha posición es obligatorio que abonemos la cantidad que está estipulada. La posición cambia en cada mano por lo que, durante cada turno, cada jugador deberá hacer frente a esa cantidad que se suma al bote central de la mesa.

¿Cómo calculamos el upswing?

Existen varias formas de calcular el upswing. De hecho, podemos encontrar algunos programas informáticos que nos ayudan a realizar el cálculo, así como también a comparar nuestras ganancias reales con las esperadas —aquellas en las que no se tiene en cuenta la varianza, o factor suerte—.

¿Cómo interpretamos el upswing?

El upswing es un concepto que da lugar a varias interpretaciones, por lo que debemos tener cuidado con lo que entendemos para no confundirnos o acelerarnos a la hora de continuar con las jugadas. Por ejemplo, cuando la suerte está a nuestro favor y ganamos con pareja de mano contra pareja de mano mayor pero, paralelamente, estamos invirtiendo —aunque está esté siendo rentable—. Tenemos un upswing positivo en dicho momento, pero a largo plazo no nos garantiza nada. En este caso, es fundamental tener en cuenta la curva EV —o lo que es lo mismo, el Expected Value que nos permite saber con precisión si la jugada que estamos realizando resulta ganadora o perdedora a largo plazo—. En este caso, para saber si se trata realmente de un upswing o de un downswing —cuando la suerte no está de nuestro lado—, debemos comprobar que nuestras ganancias están por encima de la curva EV. Es decir, calculamos que estamos de racha con respecto a la suerte y a nuestra curva EV —tenemos un upswing—.

Otra interpretación del upswing es cuando queremos comprobar si estamos jugando bien con estrategia, dejando la suerte de lado. En este caso, en lo que debemos fijarnos es en que la curva de ganancias y la curva EV estén igualadas.