Conforme un jugador profesional va aumentando su experiencia y acumula horas de juego en mesas de juego, su habilidad irá creciendo y cada vez estará más capacitado para jugar con rivales de mayor rango en prácticamente cualquier torneo de póker. Pero existen varios tipos de torneos de póker y algunos cuentan con diferencias importantes en sus dinámicas.

Si eres nuevo en esta clase de enfrentamientos o te surgen dudas acerca de cuáles son las características de cada uno, te recomendamos que eches un vistazo a los diferentes tipos de póker a los que puedes jugar.

Los tipos de torneos de póker más famosos a nivel mundial

Como ocurre en cada juego que cuenta con múltiples variantes y formatos, en el póker se puede jugar de varias formas en función del tipo de partida y la clase de torneo que se esté disputando. Hay varias modalidades de juego y distintos tipos de torneos de póker a los que el jugador puede acceder una vez tenga cierto nivel, así que vamos a hacer un repaso por los principales tipos para que conozcas mejor en qué se diferencian.

Torneos Freezout

Un torneo freezout de póker parte de la premisa de igualar las condiciones de todos los jugadores al inicio de la partida. Al margen de la estrategia y la experiencia, que variará en función de cada jugador, la equidad es el rasgo distintivo de este torneo de póker. El riesgo, que a la vez es lo que lo hace tan interesante, es que cualquier rival puede quedarse sin fichas y caer eliminado permanentemente de la partida.

En estos tipos de torneos de póker los jugadores no pueden comprar más fichas cuando el stack está bajando, por lo que la capacidad de gestión es un valor añadido. Es una clase de torneo que suele gustar a los jugadores agresivos, ya que las partidas se desarrollan a un ritmo frenético y no hay vuelta de hoja: o continúas o quedas permanentemente eliminado de la ronda.

La estrategia y la concentración juegan en esta clase de partidas un papel crucial, más que en cualquier otra modalidad de juego, porque todos los rivales empiezan en igualdad de condiciones. Como el devenir de la partida lo marca siempre la capacidad de los jugadores de gestionar sus fichas y amoldar la estrategia a cada momento, para los expertos un torneo de póker freezout es sinónimo de calidad.

Con el tiempo, ciertos tipos de póker han ido amoldando sus bases y sus normas en función de cómo los jugadores han afrontado las partidas, y el caso de los torneos freezout no es diferente. Los torneos freezout se han ido combinando con otros estilos y modalidades y hoy en día se trata de una clase de partidas muy ricas en muchos aspectos, donde la pericia de los jugadores queda muy por encima de cualquier otro aspecto.

Torneos Spin & Go

En esta clase de torneos, todos los jugadores empiezan con una pila de 500 fichas. En función de la modalidad de póker que se haya usado para jugar (Omaha o Texas Hold’em, principalmente), y en función del tipo de torneo que se haya decidido implementar, las reglas pueden variar ligeramente en un torneo Spin & Go.

Vamos a ver el ejemplo de un torneo Spin & Go Omaha. Aquí cada jugador recibe cuatro cartas de mano y tiene que utilizar un total de dos para formar su mano. El buy-in inicial puede oscilar desde los 25 céntimos hasta los 250 euros, en función de la cantidad que cada jugador quiera invertir. Y siempre yendo en consonancia con la cantidad que se puede ganar en función del multiplicador de premios, que puede llegar a aumentar en 12.000 veces el valor inicial del buy-in.

Hay un aspecto importante en este tipo de torneos, y es la frecuencia. Es un rasgo de estas partidas y en lo que se fijan todos los jugadores para tratar de anticiparse a cualquiera de las modalidades de Spin & Go. Suele ser más recomendable poner el foco siempre en las frecuencias más bajas porque las más elevadas suelen repetirse con frecuencia.

Además, conviene hacer una buena gestión de las fichas y saber leer la partida para optar a uno de los multiplicadores de la partida. Hay un total de ocho, que pueden multiplicar por dos, por tres, por cinco, por diez, por veinticinco, por ciento veinte, por doscientos cuarenta o por doce mil el buy-in inicial. Ahora bien, en los últimos cinco niveles el premio se reparte entre todos los jugadores. El ganador se lleva el grueso del montante total y el resto, un 10%.

Torneos Sit & Go

Los Sit & Go son de esos tipos de torneos de póker que todo el mundo quiere jugar al menos una vez en su vida. Y es que se ha hablado tanto de ellos que consiguen despertar la curiosidad de cualquiera.

Un torneo Sit & Go es una clase de partida sin una hora programada de inicio, lo que permite que los jugadores se inscriban en el momento en vez de tener que hacerlo por adelantado. Aquí, los jugadores compran una entrada todos por el mismo precio y todos ellos reciben una misma cantidad de fichas.

La premisa aquí es que se paga a los jugadores en función de la posición que ocupen al finalizar y no dependiendo de la cantidad de fichas. Y es que en este tipo de partidas los premios que se establecen a partir de las cuotas no están fijados de antemano.

Para ser un buen jugador de torneos Sit & Go es importante no jugar más manos de las necesarias, no farolear en exceso, no jugar en demasiadas mesas y no poner toda la atención en una sola mano.

Torneos MTT

La cantidad de dinero que se puede ganar en una partida de los torneos MTT puede llegar a diferir bastante, sobre todo si tenemos en cuenta que hay ciertos tipos de póker en los que se juega con multiplicadores o reglas específicas que premian a los jugadores en función de la posición final de ocupan en el torneo.

En este último grupo se encuentran los torneos de póker multimesa, conocidos por sus siglas inglesas, MTT (Multi Table Tournaments). En estos torneos no existe límite de jugadores y, como decíamos, las ganancias están definidas por la posición que se ocupa al final del torneo, no por la cantidad de fichas acumuladas.

Para salir bien parado de los torneos MTT es necesario tener una buena capacidad de adaptación, ya que se requiere ir modelando el estilo de juego constantemente según cambien las dinámicas de la mesa para ir adoptando un rol más o menos agresivo.