El póker es un juego en el que los jugadores hacen apuestas sobre una puja inicial. La suma total de las apuestas recae en el jugador o jugadores con la mejor combinación de cartas. Este juego es uno de los más populares y variados, pues tiene varias opciones. 

Sus orígenes se remontan a siglos atrás. Su nombre parece venir del francés poque, aunque se asemeja el juego persa “as nas” y comparte similitud con el antiguo juego del Renacimiento llamado “primero” y con el francés “blean”. Lo que es bastante probable es que todos estos influyeran en el desarrollo del póquer tal y como existe en la actualidad.

No obstante, todos los juegos de esta disciplina se llevan a cabo con barajas inglesas, las que poseen cuatro palos: corazones, diamantes, picas y tréboles. Cada uno con 13 cartas: AS, rey, reina, jota, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3 y 2. Una vez sepas esto, es mucho más sencillo conocer cuáles son las variedades de póker más conocidas.

Póker clásico

Esta es la forma más tradicional de jugar al póker y se pueden realizar tanto partidas amistosas como torneos internacionales. La persona que reparte las cartas es el tallador o crupier y es el encargado de controlar el juego.

En esta versión, se entregan 5 cartas a cada jugador. Estos las deben ver sin mostrar ni exponer su valor. Con cada ronda, los participantes tienen la oportunidad de descartar las cartas que no sean útiles y tomar el mismo número del mazo para obtener la mejor combinación posible. Los que confíen, aumentarán su apuesta para que los competidores se retiren o sigan jugando. Al final, el apostador que tenga la mejor mano gana.

Normalmente, los jugadores intentan confundir a los adversarios para hacerles pensar que tienen una buena o mala combinación y ganar así la partida.

Las combinaciones posibles, de menor a mayor rango, son:

  • Carta alta: la carta de valor más alto gana o, en caso de tener la misma en varias manos, la segunda de valor más elevado.
  • Par: dos cartas del mismo valor.
  • Doble pareja: Dos pares de cartas con valores iguales entre ellos.
  • Trío: Tres cartas de la misma cifra.
  • Escalera: Secuencia numeral de cinco cartas.
  • Color: Combinación de cartas del mismo color, no necesariamente secuenciales.
  • Full: Una tercia y un par.
  • Póker: Cuatro cartas de un mismo valor.
  • Escalera de color: Secuencia numeral de cinco cartas del mismo color
  • Flor imperial: Secuencia numeral de cinco cartas del mismo color y con los valores más altos (as, rey, reina, jack y diez).

Texas Hold’em

El Texas Hold’em es una modalidad muy popular que se juega en varios torneos internacionales. Tiene cinco etapas: Preflop, Flop, Turn, River y Show Down. Los participantes reciben solamente dos cartas y van revelando algunas según la fase en la que se encuentran. Así, se va aumentando la apuesta.

En el Flop, el crupier coloca tres cartas boca arriba en la mesa, en el Turn añade una más y, en el River, coloca una última carta. Al final quedan cinco cartas expuestas y los jugadores deben mostrar sus dos cartas. El que tenga una mejor mano con sus cartas y algunas de las cinco comunitarias gana.

Este juego también tiene varios nombres según la cantidad de jugadores que haya: entre dos personas se llama heads-up, entre 3 y 6 es un short handed y, con más de 7, full ring.

Omaha Hold’em

Este juego es similar al Texas Hold’em, pero en esta variante los jugadores tienen 4 cartas y no dos. Son las únicas cartas que los jugadores reciben individualmente. En el flop, el crupier coloca tres cartas descubiertas simultáneamente. Aquí se hace una ronda de apuestas. Después, en el Turn, se muestra una nueva carta sobre la mesa con las apuestas respectivas. En el River se coloca la última carta sobre la mesa y, de nuevo, se realizan las apuestas. Los participantes deben tener la mejor mano posible con solamente dos de sus cartas y tres de las expuestas sobre la mesa. 

Existen dos versiones de este juego:

  • Omaha High: el bote se gana al mostrar las cartas, formando las mejores 5 cartas de las 9 disponibles, o apostando para que los otros jugadores abandonen.
  • Omaha High/Low: el bote se divide entre la mano más alta y la más baja.

Póker de tres cartas

Este juego es muy popular porque es muy sencillo. Cada jugador recibe tres cartas y debe formar una mejor combinación a la del crupier, con eso gana. Así, solo debes ganar a la casa.

Al ser un juego rápido, tiene menos combinaciones: escalera de color, trío, escalera, tres cartas del mismo palo y una pareja. Si no logras ninguna de estas, pierdes. 

Póker 7 Stud

En este juego, cada jugador recibirá una combinación de 7 cartas, 3 boca abajo y 4 boca arriba. Hay varias rondas de apuestas. Las modalidades Stud se juegan únicamente en formato de apuestas con límite. Si se completa la última apuesta, ganará aquel con la mejor combinación de cartas.