La vida de las estrellas del póker a veces no es tan sencilla como muchos podrían imaginar, puesto que existen muchos altibajos, sobre todo en sus comienzos, debido a que sus padres o familiares no siempre ven con buenos ojos el que sus hijos jueguen al póker y mucho menos a la modalidad online y prefieren que sigan una vida normal y corriente, realizando sus estudios universitarios, consiguiendo un puesto de trabajo convencional, sin llevar una vida de excesos y en la que el dinero puede llegar a entrar tan rápido como también puede llegar a evaporarse. Una de las historias más impactantes y carismáticas del póker profesional o de élite la tenemos con los hermanos Dang, un par que estuvieron en lo alto del ranking, pero por varias circunstancias y decisiones personales, terminaron formando una cadena de restaurantes por todo Estados Unidos.

Los inicios de los hermanos Dang en el póker

Los comienzos de estos hermanos en el mundo del póker online fue en 2000, aunque ya llevaban un par de años que habían conocido y jugado partidas presenciales, consiguiendo algo de dinero, aunque era algo que sus padres no veían con buenos ojos ya que pensaban que el póker era algo que no estaba destinado a chavales como ellos sino que era un juego de cartas que tenía más que perder que ganar, sobre todo por la imagen que recibían de películas de la época.

Tanto Di como Hac prometieron a sus padres que se sacarían sus títulos universitarios para que pudieran estar tranquilos, pero que en su tiempo libre seguirían jugando al póker online. Los hermanos Dang desde sus años en la Educación Primaria fueron buscando maneras de ganar dinero, consiguiendo algunas veces revender por eBay productos como cartas de Pokémon muy valoradas o incluso otro tipo de artilugios considerados de colección. Esto los llevo a proponerse jugar al póker para conseguir dinero de verdad, puesto que a Di se le daban de maravilla las matemáticas y los cálculos, analizando y resolviendo complicadas cuentas o problemas en cuestión de segundos. Su hermano Hac no se quedaba atrás y siempre buscaba la manera de competir con él y ganarle, estando ambos muy unidos en todo lo que hacían.

Al comprender que con el póker se podía hacer dinero, los dos se sumergieron en libros, estudiando todo tipo de técnicas y estrategias que los profesionales de aquella época eran capaces de seguir, hasta que lograron en un día la cantidad de 35.000 dólares sin ningún tipo de problema. Aunque los problemas estaban por venir, ya que estuvieron a punto de dejar los estudios y Hac bajo las calificaciones de sus asignaturas considerablemente, algo que hizo que sus padres les llamasen la atención y es por lo que optaron por ocultar su afición mientras que también dedicaban tiempo a los estudios, jugando en ocasiones en ciber cafés para evitar que sus padres pudieran pillarlos en medio de una partida online en casa.

Comienza la fama de los hermanos Dang

Todo cambio en la familia Dang cuando su padre cumplió los 50 años, puesto que se encontró con un regalo en la puerta de su casa que dejó a todos de piedra, y es que habían comprado un BMW M5 al que habían decorado con un lazo, mientras que su madre también recibió ese día otro regalo, otro coche en esta ocasión un Lexus. Además de esto, los hermanos Dang pagaron todas las matriculas universitarias y también los préstamos que habían solicitado para poder realizar la carrera.

A partir de este momento, sus padres decidieron ceder y comprender que el sueño que tenían de que sus hijos fuesen personas normales con profesiones como médico o científico se iba a quedar en la nada, pero apoyaron el trabajo que habían decidido tomar Di y Hac para que ellos pudieran sentirse unidos con la familia. Por otro lado, también ayudó ella mansión que adquirieron para la familia con dinero en efectivo por un valor de más de un millón de dólares.

Empezaron a tomar fama cuando se les dio el sobrenombre de Dang Bros logrando por partida bastante dinero, llegando a superar los 100.000 dólares, algo que hizo que fuesen teniendo más seguidores que se conectaban en línea para seguir sus partidas y disfrutar de sus juegos y estrategias, siendo de una calidad asombrosa y sobre todo, algo que a caracterizado la manera de jugar de estos hermanos, con mucha honradez.

Del póker a la cocina

Los Dang Bros consiguieron estar en todo lo alto, alcanzando el número 5 y el 6 en el ranking mundial, sin embargo, por varios motivos, como por ejemplo la prohibición en varios estados de los juegos online, siendo precisamente uno de ellos donde vivían, buscaron formas de cambiar su modo de ganar dinero. Por un lado, uno de los hermanos vio que lo que tenían que hacer es dirigirse a Canadá para lograr el máximo beneficio posible del póker online, sin embargo, la decisión que se tomó no se acercaba ni por asomo al juego de las cartas, sino que decidieron abrir un restaurante.

Fue una de las pocas veces que los hermanos Dang discutieron, puesto que Hac venía que seguían teniendo posibilidades en el póker. Pero cambiaron todo por el mundo de las cocinas abrieron primero un restaurante que no fue del todo bien, aunque invirtieron bastante en él hasta que por fin llegó a remontar como querían, logrando crear otros restaurantes más a lo largo del estado y, aunque las primeras calificaciones no eran precisamente buenas, fueron remontando y ganando prestigio.

Las razones por las que dejaron el póker en un segundo plano es que siempre podían apostar por él en cualquier momento, puesto que tenían la habilidad, los conocimientos y la práctica para volver a posicionarse como los mejores, pero querían buscar un reto diferente, algo que les supusiese poner en práctica sus habilidades financieras y empresariales para que en un futuro poder sustentarse de estos restaurantes si dejaban aparcado el mundo del póker para siempre.