Las posiciones en el póker una influencia notable en el resultado final de la partida. Divididas en cuatro tipos generales, las posiciones en el póker marcan las estrategias a seguir durante las partidas y permiten jugar desde prismas distintos, para lo cual es necesario adaptarse en función de la posición que ocupes en la mesa de juego. Para que sepas cómo jugar desde cualquier posición hemos preparado el siguiente artículo, en el que te explicamos las características de cada una y cómo afrontar la partida desde las diferentes posiciones en una mesa de póker.

Las posiciones en el póker y su influencia en las partidas

Las posiciones en una mesa de póker son determinantes para definir los rangos de manos de póker que podemos jugar en una partida. El lugar que ocupemos en la mesa definirá, de entrada, nuestra decisión antes del flop.

Un jugador principiante suele tomar decisiones simples en exceso al definir los rangos de manos. No es una mala base, pero pronto hay que conocer la importancia de las posiciones en la mesa de póker y su influencia en el devenir de la partida. Ahondar en la cuestión de la importancia que tienen las diferentes posiciones en el póker permitirá no solo conocer más a fondo las jugadas durante las partidas, sino aumentar las probabilidades de victoria.

Tras las ciegas, las siguientes posiciones en la mesa de póker son los Under The Gun (UTG). Son los primeros en hablar, y quienes concentran todas las miradas en los primeros compases de la partida. En una mesa de 10 jugadores, en las que hay un UTG, UTG +1 y UTG +2, todavía quedan 9 jugadores por hablar tras el primer Unter The Gun, lo que aumenta las probabilidades de que uno de ellos tenga una mejor mano. Esto es especialmente importante para saber qué rango de manos de póker manejar, ya que es común defender un cuarto de las manos y esto es un movimiento errático.

Las tres posiciones que se sitúan antes en la jerarquía al Cutoff y al Dealer son las posiciones intermedias. Llegados a este punto de la partida ya restarán menos rivales, y los rangos de manos de póker se extienden de manera notable. En posiciones medias subiremos con JJ, QQ, KK, AA y AK, además de con TT, 99 o AQ. Conviene tener en cuenta que el efecto no es el mismo si las tres posiciones intermedias están ubicadas justo antes del Cutoff o justo después del Under The Gun, por lo que debes tener muy presente qué posiciones de póker estás ocupando antes de que lleguen los instantes finales de la partida.  A estas alturas ya quedan menos jugadores en la mesa y, además, habrán hablado antes de ti. Es ahora cuando tienen lugar las apuestas previas, lo que hace descartar TT, 99 y AQ. En caso de que haya más de una subida, solamente AA y KK.

Las posiciones finales

Las posiciones en una mesa de póker que se encuentran en último lugar son las que abren la veda para todo tipo de jugadas. En el Cutoff solamente quedarán tres rivales, y en el Dealer únicamente dos. Si tiramos de estadística, sabremos que un 33% superior de manos nos valen en el Dealer, y un 25% en el Cutoff. Podremos subir muy fuerte todas las manos que te hemos mencionado antes si la mano viene limpia, aunque también tendrás que valorar subir con parejas en mano o conectores si prefieres un juego más agresivo en estas posiciones de póker.

No obstante, debes tener en cuenta que las posiciones en una mesa de póker no son cuestión de matemática pura. Existen multitud de variables que pueden afectar al rendimiento del jugador y al margen de ganancias independientemente de las posiciones en la mesa de póker que ocupe. La aparición de un jugador débil, la posibilidad de marcarse un farol ante una oportunidad única u otro tipo de vicisitudes que puedas prever que afecten a la partida tienen que ser tenidas en cuenta en cada sesión. Las posiciones en el póker no son una ciencia exacta y, aunque es imprescindible conocerlas para tener una idea de cuál es su influencia en el juego, debes considerar todas las variables en cada partida.

Por otro lado, la influencia de las posiciones en una mesa de póker no siempre es la misma en todas las modalidades de juego. Las posiciones de la mesa de póker son un mero indicativo en algunas modalidades, jugando un papel fundamental en la variante Texas Hold’em, que se encuentra entre las más populares a nivel mundial.

¿Cuál es la mejor posición de la mesa?

No hay duda de que entre las mejores posiciones de póker se encuentra el Button, que es el último en hablar. Esto proporciona una ventaja considerable al jugador, puesto que conoce toda la información de los jugadores restantes y le permite actuar en consecuencia con todas las cartas sobre la mesa. El Button gira en sentido de las agujas del reloj, y si en la última mano has sido tú, el Button pasa al jugador de tu izquierda. Al final de cada mano, cambia.

Entre los motivos por los que el Button se encuentra en el top de las mejores posiciones en la mesa de póker está la posibilidad de defender su posición cuando tenga muchas fichas, aunque no tenga buenas cartas o no haya conseguido nada en el flop. No obstante, si el Button hace fold, será el Cutoff el que será el último en hablar. Por regla general, en caso de que el Button haga fold muchas veces, conviene pagar para ver el flop a partir de esa posición. No obstante, todas estas variables las irá conociendo cualquier principiante con experiencia, dedicación y tiempo.